Consecución de objetivos web

Creación y configuración de objetivos en Google Analytics

Los objetivos o KPIs son la parte central de cualquier plan estratégico de medición por lo que debemos tener claros cuáles son y cómo medirlos. 

¿Tienes dudas sobre cómo llevar a cabo esta medición en tu página web? A continuación te contamos cómo monitorizar estos objetivos en Google Analytics para poder conocer en profundidad en qué casos y cómo es la consecución de los mismos. 

¿En qué consiste la configuración de objetivos?

Como sabemos, las cuentas de Google Analytics se estructuran en: cuenta, propiedad y vistas. La configuración de los objetivos se realiza a nivel vista, algo a tener en cuenta ya que si tienes varias vistas y quieres hacer esta monitorización en varias tendrás que configurar para cada una de ellas. 

Estos objetivos se interpretan como conversiones y están presentes en el informe de “conversiones: objetivos” destinado a ello, pero aparecen también en otros como el de adquisición. Esto nos ayuda, por ejemplo, a ver de forma rápida que canal aporta una mayor conversión.

Pasos para crear un objetivo en Google Analytics

Lo primero será abrir el administrador de nuestra cuenta de Google Analytics e ir al apartado de vistas. Seleccionamos la que nos interesa y desde aquí accedemos al apartado “objetivos” donde encontraremos el botón de añadir un objetivo. 

En este punto debemos añadir un nombre descriptivo a nuestro objetivo, que nos haga reconocer fácilmente a qué se refiere. Además, tendremos que elegir entre cinco tipos de configuración:

  • Destino. En este caso, el objetivo se cumplirá cuando el usuario llegue a una determinada página. Una ventaja de seleccionar esta configuración es que podemos crear un funnel de conversión. En esta ruta de conversión, si se quiere, se puede indicar qué páginas hay que visualizar si o si antes de completar el objetivo en la URL final. Esto nos permite, por ejemplo, crear conversiones diferentes según desde qué páginas se haya iniciado el camino hacia la conversión. 
  • Duración. Su cumplimiento está vinculado a la duración de la sesión, por ejemplo, sesiones que duren más de 5 minutos. 
  • Páginas/pantallas por sesión. En este caso se cumple el objetivo cuando se han visualizado un número de páginas determinado. Por ejemplo, sesiones en las que se han visto más de 10 páginas, si bien no podemos concretar qué URLs deben verse. 
  • Evento. Este tipo de configuración y la de destino son las más utilizadas. Esta en concreto hace referencia al cumplimiento de una acción determinada en la web. Ejemplos de estos eventos pueden ser la suscripción a una newsletter, el envío de un formulario o compartir un contenido en redes sociales. Estos eventos se configuran a través de Google Tag Manager y posteriormente se vinculan con este informe de Google Analytics. 
  • Objetivo Inteligente. Para poder acceder a esta configuración necesitamos tener vinculado Analytics con una cuenta de Google Ads. De esta forma, Google Analytics analiza y puntúa las sesiones, convirtiendo a las mejores en objetivos inteligentes. 

Una vez seleccionado el tipo de objetivo que vamos a crear, lo configuramos basándonos en lo que acabamos de explicar. Si es de destino añadiendo la URL final o el funnel, si es de evento indicando la categoría/acción/etiqueta de evento correspondiente, etc. 

Además, una vez llegado a este paso podemos también asignar un valor monetario a estas conversiones. Este valor se asigna de forma manual salvo en el caso de los objetivos del evento, donde podemos cubrir este valor de forma automática con lo que aparezca en el evento. 

Informe de conversiones de objetivo

Una vez configurados nuestros objetivos y pasado un tiempo prudencial podremos analizar los datos relacionados con esto. Donde encontraremos más información sobre esto será en el informe de conversiones de Google Analytics, en el apartado de objetivos. 

En este informe encontramos una serie de apartados en los que analizar cosas diferentes. A continuación explicaremos brevemente qué podemos ver en cada uno de ellos:

  • Visión general. Permite ver un resumen de cuántos objetivos se han conseguido, dónde ha sido la ubicación de consecución y podemos filtrar para ver los objetivos de forma independiente. 
  • URLs objetivo. Este apartado se centra en las URLs de consecución de objetivo y nos indica cuántos se han conseguido en cada una de ellas y el valor asignado a cada conversión, si es que aplica. 
  • Ruta de objetivo invertida. Esta parte del informe es muy interesante ya que nos permite conocer en mayor profundidad cómo es el comportamiento previo a la conversión por parte del usuario. En este apartado podemos ver que tres páginas ha visto el usuario antes de llegar a la URL de consecución del objetivo. 
  • Gráfico del embudo de conversión. Como comentábamos en los tipos de configuración de objetivos existentes, en los de destino podemos crear un funnel de conversión. Este funnel lo podremos ver en esta parte del informe, pudiendo comprobar en qué parte del funnel se descuelgan más los usuarios. En este también se muestran los objetivos que no cuentan con funnel, mostrando solo el paso en el que se ha cumplido la conversión. 
  • Flujo de objetivos. Nos permite ver el recorrido que hacen los usuarios y cómo van enlazando el cumplimiento de objetivos. En la imagen vemos, para un objetivo determinado, como se distribuye la adquisición de tráfico por fuentes. Además, como decíamos podemos ver que ese objetivo en ocasiones va a acompañado del cumplimiento de otras conversiones. 

¿Tienes una página web y quieres poder entender los resultados? En ROIANLYTICS estaremos encantados de ayudarte a monitorizar tus KPIs, llevando a cabo un plan de medición estratégica con su correspondiente análisis de resultados.